Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ozonoterapia


OzonoterapiaLa ozonoterapia es la administración de ozono (O3) en el organismo con fines terapéuticos ya sea como tratamiento único o como una terapia complementaria a otros tratamientos.

El ozono para uso medicinal es una mezcla de oxigeno-ozono, que se logra por el paso de oxígeno puro (O2) por una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia. Esta reacción química, realizada por un equipo especial de electromedicina, produce un gas con distintas concentraciones de ozono, acorde a la patología y el tratamiento. El gas, al entrar en contacto con el organismo, reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos, que producen cambios químicos terapéuticos.

Efectos Terapéuticos del Ozono

1. ESTIMULACIÓN DE LA CIRCULACIÓN DE LA SANGRE. El ozono cura porque mejora el metabolismo en forma integral. Por un lado, la circulación sanguínea mejora en los tejidos afectados. Por otro, el transporte de oxígeno y, por lo tanto el suministro de energía a las áreas inflamadas, es mejorado. Así mismo, al activar la circulación sanguínea, se favorece la desintoxicación del hígado y se reducen los niveles de colesterol y ácido úrico, ayudando a eliminar los componentes sólidos de la sangre. Las aplicaciones sucesivas de ozono médico a nivel general (sistémicas) redundan en un aumento significativo del aporte de oxígeno en todas las células del organismo, lo que supone, a grandes rasgos, una mejora en la capacidad celular para autorrepararse, decreciendo sustancialmente el daño celular por falta de oxigenación, independientemente de la enfermedad subyacente.

2. ACTIVACIÓN DEL SISTEMA INMUNOLÓGICO: El sistema inmunológico es estimulado de forma positiva por el ozono médico. Por un lado, los productos fruto de la descomposición del ozono se comportan como activadores biológicos de los monocitos y los linfocitos T, produciendo una liberación progresiva de citocinas como el interferón (IFN) gamma y beta, el factor de necrosis tumoral (FNT) y varios tipos de interleucinas (IL) que potencian la capacidad de nuestro sistema defensivo, en beneficio de enfermedades de tipo alérgico-autoinmune como son la psoriasis, el asma o la artritis reumatoide. Por otro lado, el ozono también tiene un efecto vacuna, por cuanto fragmentos de virus, parcialmente destruidos, pueden funcionar como estímulo en la producción de anticuerpos. Además, como el ozono induce a una mayor agresividad de los leucocitos, hace que los virus sean atacados más rápidamente y con mayor fuerza.

3. ACTIVIDAD GERMICIDAD GENERAL: El ozono médico también actúa como antiinfeccioso, con potentes propiedades fungicidas, bactericidas y virucidas, ya que al no poder ser inactivado por sistemas enzimáticos, actúa sobre cualquier tipo de agresor.

4. ESTIMULACIÓN DE LAS DEFENSAS ENZIMÁTICAS: El ozono es capaz de potenciar el sistema antioxidante y corregir el desequilibrio en el sistema Redox. Distintos trabajos científicos han evidenciado que el ozono estimula la producción de las tres enzimas que conforman la principal defensa del organismo antes los radicales libres: la superóxido dismutasa, la catalasa y la glutatión peroxidasa. El oxígeno es muerte y vida, ya que la llegada de oxígeno a las células lleva consigo la formación de radicales libres y el equilibrio entre producción y eliminación de los mismos (sistema Redox) depende, en gran medida, del buen funcionamiento de las enzimas antioxidantes. Así, el ozono actuaría limpiando los desechos celulares que se acumulan a lo largo de la vida y en situaciones de estrés mediante la neutralización de los radicales libres. De acuerdo con este concepto, la ozonoterapia preventiva tendría un “efecto de antienvejecimiento celular”, ya que el concepto actual de envejecimiento está basado en el acumulo de radicales a nivel intracelular (estrés oxidativo). Estas conclusiones pueden tener una implicación práctica importante, ya que las infecciones virales crónicas, el cáncer, las autoinmunodeficiencias y los trastornos neurodegenerativos están acompañados por un estado pro-oxidante con un progresivo deterioro de la desintoxicación intracelular.

5. REGENERACIÓN DE LOS TEJIDOS: El ozono ha demostrado tener un efecto estimulante en el sistema retículo-endoteliar, siendo capaz de reparar y de recuperar la pared interna de los pequeños vasos sanguíneos, consiguiendo un alto grado de eficacia en la recuperación de las úlceras en pacientes diabéticos. También ha demostrado un efecto beneficioso sobre el óxido nítrico, crucial en mantener a niveles óptimos la dilatación capilar y del flujo sanguíneo.

6. SINTESIS Y LIBERACIÓN DE AUTACOIDES: Una serie de sustancias como la histamina, serotonina, bradiquininas y los eicosanoides (prostaglandinas, tromboxanos y leucotrienos) se denominan autacoides (que auto-alivian). No existen depósitos de ellos en las células, sino que se sintetizan y liberan localmente, metabolizándose con rapidez y siendo sólo detectables por cortos periodos de tiempo. Tienen un amplio espectro de efectos en el organismo, aunque cabe destacar su papel como mediadores químicos de la inflamación. El ozono jugaría un papel importante como agente antiinflamatorio, analgésico y vasodilatador, al mantener el adecuado balance entre los eicosanoides con efectos beneficiosos y aquéllos que originan efectos perjudiciales.

7. REGULADOR METABÓLICO: Distintos estudios has demostrado la acción reguladora del ozono sobre el metabolismo del organismo humado y, por tanto, de los diferentes parámetros bioquímicos utilizados para cuantificarlo. Así, por ejemplo, valores patológicos de los mismos (colesterol, triglicéridos, creatinina, acido úrico, glicemia, etc) se han normalizado al final de los ciclos de tratamiento y aquellos con valores normales se mantienen a lo largo del mismo. Hay evidencias clínicas que validan a la ozonoterapia como un tratamiento que mejora la calidad de vida de los pacientes con diabetes, hasta el extremo de que a algunos insulinodependientes se les ha podido disminuir la dosis de insulina entre un 30 a un 50 %, debido a la capacidad del ozono para potenciar la glicólisis celular (aprovechamiento del azúcar).

Este conjunto de beneficios hace que las aplicaciones terapéuticas también sean muchas y para distintas enfermedades, siendo útil en distintas áreas de la medicina:
  • Dermatología y angiología: Heridas, quemaduras, úlceras infectadas de evolución tórpida o de difícil cicatrización (pie diabético) e insuficiencia venosa (tromboflebitis).
  • Enfermedades infecciosas de origen vírico (hepatitis o herpes) o causadas por hongos (micosis).
  • Oftalmología: Retinosis pigmentaria, glaucoma y maculopatías.
  • Reumatología, traumatología y rehabilitación: Hernias discales, fibromialgia y artritis.
  • Enfermedades alérgico-autoinmunes: Psoriasis, artritis reumatoide, asma, urticaria y prurito (picor) cutáneo.
  • Oncología: Coadyuvante en la radioterapia.
  • Medicina estética: Como agente rejuvenecedor de la piel (efecto antiaging) y para el tratamiento de lipodistrofias localizadas (celulitis).
  • Ginecología: Vulvovaginitis y vaginitis de origen micótico o bacteriano.
  • Neurología: Coadyuvante en el tratamiento de cefaleas vasculares, la esclerosis cerebral y el parkinson.
  • Gastroenterología: Colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, colon irritable, hemorroides, fisuras y fístulas anales.
  • Psiquiatria: Alivio del estado general con aumento de la vitalidad, acción antidepresiva y mejora del sueño.
  • Odonto-estomatología: Coadyuvante en el tratamiento de la enfermedad periodontal, aftas bucales, herpes labial y las periimplantitis.
  • Geriatría: La ozonoterapia está considerada como una herramienta terapéutica importante para aumentar la calidad de vida de los pacientes ancianos con neumonía, asma bronquial, diabetes o hipercolesterolemia. Así mismo, aumenta la oxigenación cerebral y mejora los síntomas de pérdida de memoria, la dificultad circulatoria en piernas y el cansancio.


Métodos para aplicar el Ozono

Los tratamientos son rápidos, eficaces y económicos, consistiendo en un número de sesiones que varían en cantidad y duración, según la afección que se trata. Las aplicaciones son muy seguras, ya que prácticamente carecen efectos adversos.

La mezcla gaseosa de oxigeno-ozono se puede aplicar de múltiples maneras:
  • En forma local mediante una campana de vidrio o una bolsa plástica acorde a las distintas partes del cuerpo a tratar (pierna, brazo, etc).
  • Inyecciones locales mediante infiltración a nivel subcutáneo o intramuscular.
  • A través de autohemotransfusión que consiste en la extracción de sangre a la cual se le agrega el oxígeno-ozono, se mezcla con la sangre y sin sacar la aguja, se la vuelve a inyectar en la corriente sanguínea.
  • Mediante insuflación rectal que se realiza aplicando directamente el gas por medio de una sonda fina, como si fuera un enema.
  • A través de cremas y pomadas en forma de aceites ozonizados.

Efectos Adversos

La incidencia de efectos adversos de la ozonoterapia es una de las más bajas encontradas en medicina, estimándose en tan sólo el 0,0007 % en forma de nauseas, dolor de cabeza y cansancio. En general, es una terapia muy segura (de realizarse correctamente y a las dosis recomendadas), fácil de aplicar y bien aceptada por la mayoría de pacientes.

Nuestros especialistas

Dr. José Manuel Torres Hortelano

Dr. José Manuel Torres Hortelano

  • Licenciado en Odontología por la Universidad Complutense de Madrid - 1992.
  • Doctor “cum laude” en Odontología por la Universidad de Valencia - 2005
  • Postgrado en Patología de la ATM por el Hospital General Gregorio Marañón de Madrid - 1995.
  • Certificate of training in Orofacial Pain. University of Medicine and Dentistry of New Jersey (USA) - 1999.
  • Diplomate by the American Board of Orofacial Pain - 2000.
  • Presidente de la XIV Reunión Anual de la SEDCYDO en Alicante - 2003.
  • Profesor colaborador de los Cursos de Formación Continuada de la SEDCYDO.
  • Experto en Ozonoterapia - Curso de Ozonoterapia en el Centro de Investigaciones del Ozono de la Habana (Cuba) - 2011.
  • Co-director del Curso de Formación Avanzada en Oclusión, Disfunción Craneomandibular, Dolor Orofacial y Medicina Oral del Sueño
  • Profesor del Título de Especialista Universitario en Implantología Oral de la Universidad Miguel Hernández de Elche-Alicante
  • Co-conferenciante en los cursos de Formación Continuada del Ilustre Consejo General: El papel del odontoestomatólogo en el diagnóstico y tratamiento de la roncopatía y el Síndrome de Apnea-Hipopnea Obstructiva del Sueño.
  • Miembro de la Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial (SEDCYDO).
  • Miembro de la European Academy of Craniomandibular Disorders (EACD).
  • Miembro de la American Academy of Orofacial Pain (AAOP).
  • Miembro de la International Association for Dental Reseach (IADR).
  • Miembro de la Sociedad Española del Dolor (SED).
  • Miembro de la Sociedad Española de Medicina Oral del Sueño (SEMODS).
  • Miembro de la Asociación Española de Profesionales Médicos en Ozonoterapia (AEPROMO).
  • Ha impartido cursos y conferencias sobre Disfunción Craneomandibular, Dolor Orofacial, Bruxismo y Medicina Oral del Sueño en España.
  • Autor de varias publicaciones científicas en su campo.
  • Práctica exclusiva en Disfunción Craneomandibular, Dolor Orofacial y Medicina Oral del Sueño en Clínica Kranion – Alicante.


Contactar con CLÍNICA KRANION
Calle Callosa del Segura, 1 Entlo
03005 Alicante

+34 965 124 365
atencionpaciente@clinicakranion.com