¿Tienes sensibilidad dental? Te traemos la solución

¿Con cierta frecuencia sientes un agudo dolor en tus dientes luego de ingerir alguna bebida o alimento, incluso al cepillarte? Este malestar momentáneo es ocasionado por algo que se conoce como sensibilidad dental.

Puede que te preocupe tu salud bucodental ante la aparición de este tipo de síntomas, sin embargo, tenemos una buena noticia para ti: puedes manejar este problema siguiendo algunas recomendaciones sencillas y más aún, hay tratamientos odontológicos para ello.

A continuación te explicaremos en qué consiste esta molestia, qué puede ocasionarla y cómo manejarla para aliviar el problema de forma permanente.

¿Qué es la sensibilidad dental?

Se caracteriza por un dolor agudo en los dientes que puede manifestarse por algunos minutos, especialmente si has ingerido bebidas o alimentos muy fríos o calientes, o en ciertas oportunidades, cuando llevas a cabo tu rutina de higiene bucodental.

Lo que ocasiona la sensibilidad dental suele ser el desgaste del esmalte, así como la exposición de las raíces de las piezas dentales. En algunos casos, esta molestia puede aparecer como consecuencia de complicaciones odontológicas más agudas, como por ejemplo:

  • Las caries.
  • Grietas en las piezas dentales.
  • Fracturas o dientes astillados.
  • Problemas agudos en las encías.
  • Empastes desgastados.

¿Cuáles son los síntomas de la sensibilidad dental?

Cuando identificamos los síntomas de la sensibilidad dental, cada uno de ellos está asociado a ciertos estímulos. En algunos casos, nuestros dientes pueden reaccionar a la temperatura de ciertos alimentos o bebidas; en otros a la fricción. 

Considerando esto, los posibles desencadenantes de la sensibilidad dental se agrupan en tres grupos, con sus respectivas molestias, la mayoría de las veces caracterizadas por un dolor agudo y por segundos intolerable en los dientes o en las encías.

  • Los estímulos térmicos: la molestia aparece cuando ingerimos alimentos fríos o calientes. Un buen ejemplo de esto son el café, el té o el helado.
  • Los estímulos osmóticos o químicos: ocasionan el dolor o la punzada en dientes y encías cuando consumimos alimentos azucarados o ácidos. Esto incluye, desde luego, las bebidas dulces, los postres y los frutos cítricos.
  • Los estímulos táctiles o mecánicos: desencadenan la molestia cuando el diente o la zona afectada entra en contacto con ciertos objetos. Entre ellos se incluye el cepillo de dientes y la seda dental. También puede desencadenarse el dolor al morder ciertas superficies.

¿Cómo puedo manejar la sensibilidad dental?

Tratándose de la sensibilidad dental, tu odontólogo puede sugerir una serie de soluciones, que desde luego dependerá de cuán agudo es el dolor, así como de la gravedad de la lesión que lo está causando.

En algunos casos se puede recurrir al dentífrico desensibilizante. En el mercado hay muchas alternativas. Bastará con que tu dentista te indique cuál puede ser el mejor para ti, siempre y cuando las causas de la molestia no sean más graves.

Luego de una revisión, el dentista puede aplicar fluoruro en las áreas sensibles. Esto permitirá que se fortalezca el esmalte y disminuya el dolor. También es factible que el especialista recurra a un tratamiento de desensibilización o adhesión. En este caso, las superficies radiculares del diente están expuestas y es necesario recurrir al uso de resina sobre las superficies sensibles.

Por último, tu especialista puede sugerir un tratamiento de conducto radicular o un injerto de encía quirúrgico. Desde luego, estas opciones apuntan siempre a casos más complejos, relacionados con lesiones más graves en los dientes o las encías.

Si tienes problemas de sensibilidad dental, te sugerimos no dejar pasar más tiempo y acudir al dentista cuanto antes. Los especialistas de Kranion evaluarán tu caso y diseñarán el tratamiento más indicado para encontrar la solución permanente a este problema.

¿Disfrutaste nuestro artículo?
¡Compartelo!

También te podría interesar

Existen diferentes tipos de ortodoncia invisible. ¿Sabes cuál es el más indicado para tu caso?