¿Cómo se hace un empaste dental? Fases y beneficios

La caries es una de las enfermedades bucodentales más comunes. No solo afecta a los niños, también a los adultos y se estima que el 90% de la población mundial se ha visto afectada en pequeña o gran medida por este inconveniente, para el cual la solución más viable suele ser el empaste dental.

Este tipo de tratamientos se realiza con mucha frecuencia, por lo que podríamos afirmar que consiste en un procedimiento muy común entre los odontólogos. Sus características, así como su complejidad, dependerá siempre del caso de cada paciente y esto solo puede determinarlo el especialista luego de una revisión minuciosa.

A continuación te contaremos con más detalle en qué consiste un empaste dental y cuáles son las características del procedimiento.

¿Qué es un empaste dental?

El empaste dental, también conocido con el nombre de obturación, es un procedimiento que consiste en reparar un diente dañado. El principal objetivo es remover la caries a tiempo, para que esta no afecte el nervio del diente, sellando la superficie y garantizando que el paciente conserve una buena oclusión.

¿Cómo se hace el empaste dental?

Este tratamiento forma parte de la odontología conservadora y es uno de los tratamientos más comunes, lo cual garantiza que sea sencillo, exitoso y de una recuperación inmediata. A continuación te explicaremos paso a paso cómo en Kranion realizamos los empastes dentales.

Anestesia

Luego de una buena revisión, una vez que el especialista determina la posición de las caries, así como la gravedad de cada una, se procede a hacer el tratamiento. Dependiendo de la profundidad de la lesión y de cuánto ha afectado esta a la dentina, el profesional decidirá si es necesario recurrir o no a la anestesia.

Por lo general, anestesiar es imprescindible si la caries es profunda y compromete las terminaciones nerviosas.

Limpieza de la caries

Una vez se aplica la anestesia, el dentista procede a remover el tejido cariado. Esta práctica deja un agujero en el diente que debe ser cubierto con el empaste dental para garantizar el éxito del tratamiento y el bienestar bucodental del paciente.

Relleno de la cavidad

Una vez la caries ha sido removida hay que preparar la zona para proceder a sellarla con el empaste dental indicado. En algunos casos se aplica un protector pulpar, que ayuda a que la dentina dañada se regenere.

Luego se aplica el adhesivo y con ayuda de una lámpara de polimerización logramos que se endurezca. Posteriormente se aplica el empaste, el cual está elaborado a partir de una resina conocida como composite. 

La aplicación se hace por capas, modelando y cubriendo por completo toda la cavidad, recurriendo a la polimerización para que el empaste endurezca.

Pulido y ajuste de la oclusión

Una vez que el empaste ya está duro, el dentista recurre a una fresa especial para pulir y ajustar la oclusión, de ese modo el paciente no sentirá molestias al morder y el tratamiento se ajustará perfectamente a la forma de sus dientes.

Sobre la pieza dental tratada se coloca una lámina de cera dental en la cual quedan plasmadas las impresiones del lente. Esto ayuda a tu dentista a saber con exactitud cuáles son las zonas que debe pulir y ajustar.

Como puedes ver, el empaste dental es un procedimiento muy simple que no solo te hará recuperar la salud de tus dientes, evitará que las caries avancen, causando más daño en la dentina de las piezas afectadas.

Visita nuestra clínica y permite que nuestros especialistas evalúen tu salud bucodental. Ellos diseñarán el mejor tratamiento para que tu sonrisa se mantenga radiante. ¡Visítanos!

¿Disfrutaste nuestro artículo?
¡Compartelo!

También te podría interesar

¿Necesitas un implante dental y aún no te decides a dar el paso? Este artículo va a resolver todas tus dudas

Uno de los tratamientos más demandados en la consulta